Vitaminas

Vitamina B1 (Tiamina): funciones, beneficios y suplementos

By  | 

La vitamina B1 (también conocida como tiamina) es uno de los micronutrientes esenciales para el bienestar del cuerpo y, además de contribuir a las funciones metabólicas, también es útil a nivel psicológico.

Por lo tanto, se recomienda una correcta ingesta de vitamina B1 para mantenerse en forma y aprovechar las buenas condiciones de salud, especialmente en otoño e invierno, cuando las defensas naturales necesitan ser reforzadas. Pero ¿cuáles son sus funciones, cuáles son los beneficios y, de nuevo, cuáles son los suplementos más adecuados?

Antes de empezar, es importante señalar que cualquier deficiencia de vitaminas específicas, así como su suplementación, siempre debe ser examinada con el apoyo de su médico o de los especialistas indicados por él. De esta manera, los beneficios y contraindicaciones serán evaluados a fondo, con una ruta terapéutica específica.

¿Para qué sirve la vitamina B1?

La vitamina B1, también conocida como tiamina, pertenece al grupo de las vitaminas solubles en agua. Debido a esta característica, el micronutriente no puede acumularse en el cuerpo, sino que debe tomarse continuamente a través de los alimentos.

Descubierto en 1926, junto con los otros representantes del grupo B, este compuesto químico también toma el nombre de aneurina. La vitamina B1 tiene muchas funciones en el mantenimiento de los procesos correctos del cuerpo, principalmente proporcionando energía.

Es esencial para la transformación de la glucosa, haciendo que este azúcar esté inmediatamente disponible para los órganos, los músculos, el sistema nervioso y mucho más.

También contribuye al bienestar del sistema cardiovascular, a la formación de glóbulos rojos y a menudo se le llama “vitamina de la moral”, porque promueve el equilibrio mental.

Aparentemente, un correcto suministro de nutrientes podría estimular la actitud psicológica del individuo, predisponiéndolo positivamente a la acción: este efecto está siempre relacionado con el suministro de energía, no por casualidad la falta genera un rápido empobrecimiento tanto físico como mental.

Beneficios de la vitamina B1

Alimentos con vitamina B1
Además de estas funciones básicas, en las últimas décadas se han encontrado numerosos beneficios relacionados con la ingesta o suplementación de vitamina B1.

Por ejemplo, el micronutriente se recomienda a menudo en el tratamiento del alcoholismo después de la fase aguda, porque reduce la confusión mental, los problemas de visión, estimula la fuerza de voluntad al reducir el riesgo de recaídas y limita las consecuencias potencialmente letales.

Además, a menudo está indicado para trastornos digestivos, ya que estimula la producción de ácido clorhídrico en el estómago, mejora el manejo de la glucosa en pacientes diabéticos, asegura el correcto desarrollo metabólico y orgánico de los niños, detiene los dolores dentales y facilita la cicatrización de los tejidos después de la cirugía.

Por último, pero no menos importante, también parece facilitar la curación en caso de manifestaciones relacionadas con el herpes zóster, o el fuego de San Antonio.

Vitamina B1 (Tiamina): Nutrición y suplementación

Como ya se ha mencionado, la tiamina no se almacena en el cuerpo: la vitamina se absorbe en el intestino y se utiliza inmediatamente, por lo que es necesaria su ingesta regular a través de la dieta. Una dieta sana y variada, posiblemente basada en el modelo de la dieta mediterránea, asegura una ingesta diaria más que suficiente de vitamina B1.

El micronutriente se encuentra tanto en los alimentos vegetales como en los animales. En particular, hay buenas cantidades disponibles en los cereales, especialmente en el germen y el pericarpio, así como en las leguminosas, los frutos secos y las levaduras. Sin embargo, está presente en los huevos y en la carne, con un cierto alivio para el cerdo.

Diariamente, se sugiere la suposición de 1,2 miligramos en el hombre y 0,9 en la mujer, pero estos valores son indicativos y varían también según las condiciones de salud del individuo, para ser examinados en consulta con el médico. Vale la pena señalar, sin embargo, que la vitamina B1 puede ser sensible al calor y a la acidez de los alimentos: un hecho que podría reducir su ingesta diaria real.

En cualquier caso, también existen suplementos específicos de micronutrientes: en el campo de las hierbas, se trata de polvos y extractos a base de germen de trigo o levadura de cerveza, mientras que comercialmente la tiamina suele estar siempre contenida en preparados multivitamínicos.

Causas y consecuencias de la deficiencia de vitamina B1

La deficiencia de vitamina B1 puede llevar a problemas del sistema nervioso y los músculos, llevando a la pérdida de peso, fatiga, náuseas, cambios cardíacos, problemas esqueléticos y más. Por otro lado, la sobredosis es muy rara, ya que el exceso de tiamina se excreta en la orina.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *