Dieta Vegana

Tiramisú de fresa, receta vegana

By  | 

El tiramisú es una de las recetas más populares entre los italianos y también en muchos restaurantes de todo el planeta. Pero contiene un sinnúmero de alimentos que no están libres de crueldad, comenzando por los “savoiardi”, que en realidad se fundamentan en los huevos.

Luego sigue el mascarpone, a base de leche, y acaba con alguna variación personal que requiere el uso de jarabes, como el huevo marsala. A continuación se propone en cambio la receta vegana del tiramisú, en su variación de verano. Sin embargo, no existe nada que impida que se prepare en otras estaciones, como la primavera, tan pronto como se cosechan las primeras fresas de la época.

La variante de esta receta de tiramisú vegano se basa, en particular, en las fresas antes mentadas. Son una fruta excepcional, porque son sabrosas y ricas en agua, pero al tiempo bajas en calorías. Tanto es así que con frecuencia, se incluyen en dietas de adelgazamiento o bien en aquellas que pretenden conseguir una mayor hidratación del cuerpo.

En la preparación deben ir acompañadas de galletas estrictamente vegetarianas, como las del desayuno, toda vez que no contengan leche, mantequilla o bien huevos.

La receta

Cajas de fresas

Ingredientes:

  • 300 g de galletas veganas secas
  • 300 g de yogur de soja
  • 150 g de nata vegetal
  • 500 g de fresas
  • 100 g de azúcar
  • cacao amargo al gusto.

Dividir las fresas, tras haberlas lavado bien, y el azúcar por la mitad: entonces mezclar la mitad de las fresas y la mitad del azúcar. De esta manera se consigue que el jarabe se moje, es decir, que se vierta sobre el dulce, para el tiramisú.

Poner una capa de galletas en el fondo de una fuente de horno y mojarlas con el jarabe de fresa obtenido. El resto de los frutos, tras haberlos cortado en pedazos, deben dejarse reposar en el resto del azúcar, para que se ablande. Bata, pero no totalmente, crema vegetal.

La nata no debe batirse completamente porque, tras añadirse al yogur, debe asegurar una humedad adicional a las galletas secas, además de la que ya da el almíbar.

Luego las capas de tiramisú se alternan: primero galletas húmedas, entonces crema semicubierta y yogur mezclados, entonces fresas con azúcar, hasta el momento en que se agoten todos y cada uno de los ingredientes.

La capa superior debe ser de crema y yogur: todo ha de ser espolvoreado con cacao amargo y, quizás, decorado con trozos de fresas, si sobró tras rellenar todas las capas.

Posibles variaciones

Rodajas de kiwis

Afines en sabor, las fresas pueden ser reemplazadas en este tiramisú por bayas: es una de las sustituciones más habituales ideales para este postre, aunque no la única.

Asimismo se puede meditar en frutas más dulces, como las cerezas, o más duras, como los kiwis. La elección de una fruta diferente de las fresas depende solamente del gusto personal. Los amantes del café asimismo pueden usar esta bebida para que el jarabe se vierta en el pastel, integrando en su sitio las fresas en pedazos con chocolate negro vegano picado.

La combinación de chocolate y café puede parecer estridente: en verdad, puede ser una solución perfecta si decide no endulzar su propio café.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *