Comida sana

Pollo: calorías, propiedades y recetas

By  | 

La carne de pollo puede ser una fuente valiosa de proteínas y otros nutrientes importantes. Sin embargo, cuando se cocina de acuerdo a ciertas recetas o dejando la piel, también puede traer un exceso de ácidos grasos saturados.

Algunos cortes de pollo son menos grasos: la carne de la pechuga es la más magra de la historia y es preferible comprar rebanadas frescas o el trozo entero, en lugar de los derivados listos para cocinar. Ahorrar tiempo en la preparación no siempre significa una ventaja en términos de salud. Para todas las demás porciones de pollo, una buena manera de reducir el contenido de grasa es quitar la piel y eliminar cualquier residuo con un cuchillo afilado.

Para mantener la carne desgrasada suave, puede marinarla en una mezcla de hierbas, especias y un vino ligero o, alternativamente, salsa de soja con bajo contenido de sodio o zumo de cítricos frescos.

El contenido de grasa también se ve afectado por la cocción, por lo que es preferible elegir recetas que prevean la adición de poco condimento o, mejor aún, que se sirvan con un poco de aceite de oliva virgen extra añadido crudo directamente en el plato de servir. En general, la elección de una cocina más exigente e incluso de freír es una sabrosa alternativa que se limita a un par de veces al mes, pero es posible para aquellos que siguen una dieta equilibrada y tienen un estilo de vida activo.

Según el modelo de la dieta mediterránea, una porción de carne, preferiblemente blanca como la de pollo, puede ser la principal fuente de proteínas en una o dos comidas a la semana.

Disfruta de una ensalada griega y sus variantes

 

Valores nutricionales

La pechuga de pollo es uno de los cortes más populares. Es rico en proteínas y bajo en grasas. Esto hace que sea una buena opción incluso para aquellos que están en una dieta baja en calorías para perder peso. Una porción sin piel del peso de 100 g tiene la siguiente composición nutricional:

  • 165 kcal
  • 31 g de proteína
  • 3,5 g de grasa, de los cuales aproximadamente 1 g son grasas saturadas.

La ingesta de carbohidratos en la carne de pechuga de pollo está ausente. Esto significa que aproximadamente el 80% de las calorías provienen de las proteínas y el 20% de las grasas. Estos valores se refieren a una loncha de carne sin ingredientes añadidos. El aceite, las salsas y los adobos también pueden modificar significativamente la ingesta de calorías e incluso de nutrientes.

El muslo de pollo es un poco más suave, sabroso y generalmente más apreciado que el pecho, también gracias a su mayor contenido de grasa. Un muslo sin piel, deshuesado, cocido en una sartén y sin grasa pesa unos 50 g y contiene:

  • 100 kcal
  • 13 g de proteína
  • casi 6 g de grasa.
  • El 53% de las calorías provienen de las proteínas y el 47% de las grasas.

Las alitas de pollo, cuando se sirven sin empanar, sin freír y sin piel, son un corte bastante fino. Una porción de 50g, o dos o tres piezas, produce alrededor de 100 kcal. La ingesta de proteínas es de unos 12 g y la de grasas de 3,4 g.
La carne de pollo también contiene una buena cantidad de vitaminas B, especialmente niacina, vitamina B6 y ácido pantoténico. En cuanto a los minerales, esta carne proporciona hierro y también es una buena fuente de selenio. El contenido de sodio es limitado, pero también puede crecer mucho con algunas recetas y preparaciones.

Menu semanal para comer sano

Pollo con almendras

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 lonchas de pechuga de pollo de 80 g cada una
  • 100 g de harina integral
  • 100 g de almendras picadas
  • 100 ml de leche desnatada fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 20 g de cebolla dorada picada.

Calentar el horno a 180 °C. En un bol, añadir las almendras picadas, la harina y la cebolla y mezclar bien hasta obtener una mezcla homogénea. Vierta la leche en un recipiente aparte. Cubra cada pechuga de pollo con la mezcla de almendras, luego sumérjala en la leche y de nuevo en la mezcla con las almendras. Precalentar una sartén antiadherente con aceite de oliva y cocinar las pechugas de pollo por cada lado hasta que estén doradas. A continuación, coloque las lonchas de carne en una bandeja para hornear y hornee durante 10 minutos.
Sirva con un rico acompañamiento de verduras frescas de temporada.

Ensalada de pollo con piña

Ensalada de pollo con piña

Ingredientes para 4 personas:

    • 4 lonchas de pechuga de pollo de 80 g cada una
    • 200 g de piña fresca cortada en dados
    • 200 g de flores de brócoli fresco
    • 100 g de hojas de espinacas frescas
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 2 cucharadas de vinagre balsámico.

Corte cada pechuga de pollo en cubos y luego, en una sartén antiadherente, caliente una cucharada de aceite a fuego medio. Agregue el pollo y cocine hasta que se dore, revolviendo con frecuencia. En un recipiente grande, recoja todas las verduras, sazone con el resto del aceite y el vinagre balsámico. Revuelva bien y luego divida en platos para servir, agregando la pechuga de pollo cocida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *