Comida sana

Jambul: propiedades y formas de comerlo

By  | 

El jambul, cuyo nombre botánico es Syzygium cumini, es una de las plantas medicinales más conocidas y usadas en el tratamiento de diversas enfermedades.

La planta es asimismo famosa por nombres populares como jambolan, ciruela negra, jamón, ciruela java, zarzamora india, ciruela portuguesa, ciruela Malabar, ciruela púrpura y ciruela damasco.

Transcurrido el tiempo, la investigación y las aplicaciones de esta fitoterapia han abarcado diferentes áreas terapéuticas, y se han centrado primordialmente en su posible efecto positivo en el tratamiento de la diabetes. A lo largo de las últimas 4 décadas, la investigación de los efectos antidiabéticos de esta planta también ha ayudado a resaltar la exuberancia de compuestos activos contenidos en ella.

El Jambul ha sido probado ser particularmente rico en antocianinas, glucósidos, ácido elágico y quercetina. Existe una vasta literatura que confirma que todos y cada uno de los extractos de las diferentes unas partes de la Syzygium cumini tienen una acción farmacológica significativa. El género Syzygium pertenece a la familia de las Myrtaceae, nativas de los trópicos. La familia es exactamente la misma que la de otras plantas más conocidas: clavo, eucalipto y mirto.

El género por sí solo incluye más de mil especies y está ampliamente distribuido en todas las áreas tropicales y subtropicales de África, Madagascar y el sur de Asia. Su importancia es tan alta que el árbol es venerado por los budistas y es generalmente plantado cerca de los templos hindúes porque se considera sagrado.

Los fitocompuestos de jambul Syzigium

Son ricos en compuestos que contienen antocianinas, glucósidos, ácido elágico, quercetina y miricetina. Según ciertos datos, todavía no confirmados, las semillas contienen entre otros ingredientes activos también un glucósido que bloquea la conversión del almidón en azúcar.

Las semillas mismas son también una buena fuente de ácido elágico, que ha demostrado ser efectivo primero para controlar y después reducir la presión arterial. También en las semillas se halló una alta concentración de flavonoides, antioxidantes conocidos, así como proteínas y calcio.

Las ciruelas frescas de esta planta son frutas ricas en azúcar, minerales, vitaminas C y PP, antocianinas y flavonoides.

Todas las partes de la planta son fuente de fitocompuestos:

  • las hojas son ricas en glicósidos flavonoides, quercetina y taninos
  • los tallos poseen, entre otros, una buena cantidad de ácido betulínico, ácido gálico y ácido elágico, así como flavonoides y taninos
  • las flores son ricas en quercetina, miricetina, isoquercetina y eugenol
  • las raíces son ricas en glicósidos y flavonoides

El fruto del Jambul

Los frutos de color morado obscuro son ricos en azúcares, esto es, rafinosa, glucosa, fructosa, ácido cítrico, ácido málico, ácido gálico y antocianinas, conforme lo indicado por el tono de los mismos. Las ciruelas negras de jambul son ricas en agua, que representa alrededor del 85 % del peso, hidratos de carbono, especialmente azúcares simples, y bajas en proteínas y grasas, que representan solo el 0,30 por cien y el 0,90 por cien del peso respectivamente.
Asimismo es interesante el contenido de sales minerales, en especial calcio, magnesio, fósforo, hierro, potasio, cobre y azufre y vitaminas como las vitaminas A, C y B. Las frutas se pueden consumir frescas, o bien en mermelada, y se aconsejan al final de una comida, en especial por su efecto carminativo. El jugo fresco de jambul es hidratante, remineralizante y diurético.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *