Colesterol

Esteroles vegetales añadidos: eficaces para reducir el colesterol malo

By  | 

Los esteroles vegetales, o bien fitosteroles, que se añaden a muchos de los productos que se hallan en el mostrador de la nevera son verdaderamente eficientes para reducir el nivel de colesterol LDL en la sangre. El colesterol LDL es más conocido como “colesterol malo”: sostener sus niveles bajo control es esencial para eludir un mayor peligro de accidente cerebrovascular y ataque cardiaco. Además, los niveles altos de colesterol están relacionados con la infertilidad.

La eficiencia probada de los esteroles vegetales también se ha determinado actualizando las etiquetas de los frascos de yogur y de los yogures con la afirmación “reduce el colesterol”. En el mostrador de la nevera del súper, los que sufren de “colesterol alto” tienen, en todos y cada uno de los sentidos, una ocasión más para resguardar y mejorar su salud: los alimentos añadidos con esteroles vegetales son una oportunidad válida, especialmente para aquellos que controlan el nivel de colesterol en la sangre sin fármacos, mas sólo con la dieta adecuada.

Un meta-análisis de 41 estudios científicos ha probado que con una dosis de 1-3 g por día de esteroles vegetales se puede lograr una reducción del diez por cien en el colesterol LDL. Superar los 3 g al día no es eficaz para aumentar la reducción del colesterol LDL, mientras que la combinación de esteroles vegetales y una dieta saturada baja en grasas puede llevar a una reducción del 15 por cien del colesterol LDL.

La eficiencia de los esteroles vegetales está tan probada y afianzada que a partir de 2014 todos y cada uno de los comestibles que “asisten” a “bajar el colesterol” y que poseen fitosteroles también deben tener nuevas y específicas indicaciones de empleo en la etiqueta:

  • Producto destinado únicamente a aquellos que desean reducir el nivel de colesterol en la sangre, no recomendado para mujeres embarazadas y niños menores de cinco años;
  • Los pacientes que toman fármacos para reducir el colesterol solo deben consumir este producto bajo supervisión médica.

En cualquier caso, debe quedar claro que la cantidad diaria de alimento no debe dar lugar a la ingesta de más de 3 g de esteroles vegetales.

Todas y cada una estas indicaciones y especificaciones sobre el etiquetado de los alimentos y también ingredientes alimenticios con fitosteroles añadidos están contenidas en el Reglamento 718/2013 de la UE.

Brecol con zanahorias

Ya en el año 2005, un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition mostró que una dieta rica en comestibles de soja, frutas secas, fibra de avena soluble y cebada y esteroles, principalmente de alimentos fortificados, resultó en una reducción del colesterol LDL de alrededor del treinta por cien . Este resultado fue bastante comparable a la reducción del colesterol, de alrededor del 33 por ciento , conseguido con una dieta normal baja en grasas sobresaturadas y la administración de un fármaco.

Sencillamente siguiendo una dieta equilibrada se toman unos 200 mg de esteroles vegetales al día, y no se aconseja ninguna indicación de una ingesta más elevada a las personas que tienen el nivel de colesterol normal.

Donde podemos encontrar Esteroles

Los fitoesteroles están presentes de forma natural en los aceites vegetales, como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos, el brócoli y las coliflores. Por tanto, de acuerdo con el modelo de la dieta mediterránea, siempre es preferible sazonar con aceite de oliva virgen extra crudo y consumir, incluso a diario y de forma consciente, frutos secos.

Una buena precaución para la prevención es asimismo saber bien qué eludir o bien por lo menos consumir con moderación: acá están los alimentos a eludir para supervisar o bien prevenir el colesterol alto.

La dieta sana y equilibrada, de acuerdo con el modelo de la dieta mediterránea, y la conciencia de lo que se adquiere y consume prosiguen siendo 2 puntos firmes para la prevención y el respeto a la salud.

1 Comment

  1. Pingback: Alcachofa: remedio contra el colesterol - Comer Sano

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *