Comida sana

Calorías de la fruta: tipos de fruta y valores nutricionales

By  | 

Calorías de frutas y valores nutricionales completos

La fruta, ese alimento sabroso y tan preciado en el sentido más amplio del término, es una categoría de alimentos de origen natural que incluye muchos tipos de plantas.

Sin embargo, no todo lo que se considera fruta desde el punto de vista alimentario es también fruta desde el punto de vista botánico. Un ejemplo clásico son las frutas de pepita: manzana, pera, membrillo y níspero.

Todos son “falsos frutos”: desde el punto de vista botánico, de hecho, el verdadero fruto es sólo la parte central que envuelve las semillas, es decir, el núcleo. Consta sólo de tres partes: endocarpio, mesocarpio y epicarpio, es decir, semilla, pulpa y piel, respectivamente.

Tanto desde el punto de vista comercial como nutricional, la fruta se clasifica como: fruta fresca, fruta seca, fruta en conserva. Son alimentos con características muy diferentes: veamos cuáles.

Cajas de fresas

Características de la fruta fresca y valores nutricionales

La fruta fresca es un alimento notoriamente rico en cualidades nutricionales: una fuente natural de sales minerales, vitaminas, carbohidratos y fibra dietética. Dependiendo de la especie, la fruta tiene características específicas.

Una clasificación simple para distinguir sus peculiaridades se basa en el color: el fruto amarillo-naranja es principalmente una fuente de precursores carotenoides de la vitamina A, útil para la síntesis hormonal, la diferenciación y el crecimiento celular y la respuesta inmunitaria

  • La fruta verde es rico en glucosinolatos, útil para reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, y el hierro, el ácido fólico y la vitamina C
  • La fruta roja es una fuente más o menos abundante de licopeno que tiene notables propiedades antioxidantes y antocianinas, es decir, antioxidantes flavonoides
  • La fruta azul púrpura contiene antocianinas, poderosos antioxidantes que protegen contra el riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas
  • La fruta blanca es generalmente una buena fuente de potasio y fitocompuestos asociados con la reducción del colesterol en la sangre.

Dadas las diferencias específicas, es importante consumir frutas frescas de al menos 3 colores diferentes cada día, para los otros dos colores es útil consumir verduras frescas o cocidas. La fruta es siempre un alimento bajo en calorías, ya que es rica en agua.

Proporciona principalmente fibras dietéticas, esenciales para el buen funcionamiento del intestino, y carbohidratos, incluso en forma de azúcares simples, especialmente fructosa.

>> 10 frutas que te ayudan a perder peso

Aperitivo de almendras

Frutos secos: calidad, calorías y valores nutricionales

Los frutos secos a través de los anacardos, nueces, avellanas, cacahuetes, nueces de Brasil, almendras, piñones y pistachos son frutos secos: en realidad, desde el punto de vista botánico, son semillas y, de hecho, todos ellos alimentos ricos en grasas, sobre todo las esenciales como el ácido linoleico, el progenitor de la omega-6.

Esta fruta tiene una alta densidad energética, por lo que debe consumirse con cuidado y en lugar de otros alimentos, no como complemento.

Se aconseja consumir un máximo de 15-20 g al día de almendras, nueces u otros frutos secos: esta cantidad, suficiente desde el punto de vista nutricional, ya aporta unas 130 kcal.

El suministro regular de nutrientes garantizado por los frutos secos tiene un efecto protector contra la diabetes, la hipercolesterolemia y las enfermedades cardiovasculares.

Esta categoría también incluye frutas secas no aceitosas: pasas, albaricoques, plátanos, dátiles, higos, manzanas, cocos y ciruelas. Secados de forma natural y sin conservantes, son un alimento rico en azúcares para ser consumidos con moderación, pero también en sales minerales y fibra dietética.

>> Fruta deshidratada ¿cuales son los beneficios?

Las conservas de frutas y la mermelada de la dieta mediterránea

Conservas y frutas en almíbar pertenecen a esta categoría de alimentos: son generalmente una fuente de azúcar. Este ingrediente se añade tanto en preparaciones comerciales como domésticas, como conservante y edulcorante.

La fruta en conserva aporta menos minerales y vitaminas que la fruta fresca, ya que la cocción a la que se somete reduce su contenido.

Uno de los principios básicos de la dieta mediterránea es comer al menos 5 porciones de frutas y verduras al día, preferiblemente en temporada. Las frutas y verduras frescas y secas garantizan la ingesta diaria de vitaminas, minerales, agua y fibra alimentaria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *