Comida sana

Adelgazar rápidamente, 5 cosas que no hay que hacer

By  | 

Hacer dieta y bajar de peso rápidamente, sin recuperar los kilos perdidos y sobre todo padecer hambre. ¿Cómo conseguirlo?

Reglas básicas de una dieta

Si bien la reducción de las cantidades y el ejercicio físico son los pilares en los que debe basarse un camino para adelgazar, también es innegable que a menudo los resultados no son los esperados y a veces puede ser difícil entender la causa.

Adelgazar rápidamente no significa saltarse comidas, ni introducir en el cuerpo alimentos o bebidas que prometen “milagros”.

Por el contrario, es importante establecer unas reglas básicas y preferiblemente contar con un nutricionista o dietista que garantice el estado general de salud, realizando análisis y controles para evitar desequilibrios alimentarios y posibles daños a la salud.

>> Dieta de los 22 días

Hay algunos errores muy comunes, casi siempre subestimados, que pueden comprometer el éxito de una dieta que no sólo lleva a la pérdida de peso sino también a otras consecuencias desagradables.

Te detallamos los cinco comportamientos que debes evitar:

1. Centrarse solo en la báscula

La prisa por perder peso rápidamente suele empujarte a pesarte todos los días en busca de cada pequeño progreso, sin embargo, aunque la aguja de la balanza no se mueva inmediatamente no se dice que la dieta no esté teniendo efecto. Los factores que determinan el peso son numerosos, desde la retención de líquidos hasta los cambios hormonales en las mujeres, también el peso varía en varios momentos del día.

Es mejor prestar atención a los cambios que se notan al usar ropa de diario y medir la circunferencia de la cintura, las caderas y los muslos.

Báscula

2. Demasiadas o muy pocas calorías

Para perder peso rápidamente es importante introducir una cierta cantidad de calorías todos los días, por lo que tener en cuenta las porciones también es esencial a la hora de comer alimentos considerados sanos y saludables.

Es igualmente inútil ingerir menos calorías de las recomendadas, lo que puede provocar una pérdida de masa muscular y una ralentización del metabolismo.

La pérdida abrupta de peso inevitablemente causa una caída en la masa muscular, por lo que es bueno hacer actividad física regularmente para minimizar esta consecuencia.

Por el contrario, el ejercicio ayuda a limitar significativamente la masa magra que se pierde, aumentar la pérdida de grasa y prevenir la desaceleración del metabolismo.

3. No comer suficientes proteínas

Las proteínas promueven la pérdida de peso y son una ayuda valiosa para aumentar la saciedad, reducir las calorías y proteger la masa muscular.

Por lo tanto, es importante tomarlos todos los días en lugar de los carbohidratos, variando siempre lo más posible la calidad de los alimentos para llevarlos a la mesa.

Incluso una dieta baja en fibra puede comprometer la pérdida de peso: el papel de la fibra es de hecho decisivo no sólo para regular la función intestinal sino también para sentirse más satisfecho.

 

>> Consejos para comer fuera de casa

 

4. Comer con demasiada frecuencia

Muchas dietas rápidas te aconsejan comer poco y con frecuencia, sin embargo, a menudo se malinterpreta esta pauta tendiendo a ir picando a lo largo del día. Este comportamiento corre el riesgo de aumentar el número de calorías ingeridas y, sobre todo, la cantidad de azúcares asimilados.

Plato casi vacío

5. No prestar atención a los azúcares

Los azúcares son los verdaderos enemigos de aquellos que quieren perder peso en poco tiempo, de hecho el azucar está presente en la mayoría de los alimentos, incluso en los más impensables.

El zumo de frutas, por ejemplo, es rico en azúcares ocultos que deben evitarse como parte de una dieta de adelgazamiento.

Para evitar sorpresas desagradables y es una buena idea revisar siempre las etiquetas de los alimentos, especialmente si se presentan como dietéticos, verificando la ingesta calórica y sobre todo controlando los componentes nutricionales para detectar la presencia de aditivos, azúcares y grasas.

 

1 Comment

  1. Pingback: Surimi: calorías, valores nutricionales y cómo se prepara - Comer Sano

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *